TURNABE’E YETZI YAGAVILA



ESTATUTO COMUNAL
DE LA COMUNIDAD ZAPOTECA DE
SANTA CRUZ YAGAVILA, SIERRA JUAREZ, OAX.



T I T U L O P R I M E R O
DISPOSICIONES GENERALES




ARTICULO 1º.- El presente Estatuto Comunal se fundamenta en los artículos 10, en relación con el artículo 107; 23,fracción I; 99, fracciones II y IV, 101 y 106 de la Ley Agraria en Vigor; en el artículo 4º. de la Constitución Federal; en los usos y costumbres vigentes en nuestra comunidad. Así mismo, establece los principios de protección y desarrollo de las tierras y recursos comunales; el ejercicio de la personalidad jurídica de la comunidad sobre dichas tierras y recursos como lo prescribe la fracción VII del artículo 27 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; toma en consideración el convenio No. 169 de la Organización Internacional del Trabajo, el cual forma parte de la Ley Suprema del País de acuerdo al artículo 133 de la Carta Magna.



ARTICULO 2º.- Las disposiciones del presente Estatuto servirán para buscar un mejor orden comunitario mediante:

a).- La defensa de nuestros derechos y garantías ante comuneros y autoridades locales y externos.

b).- El cumplimiento de las obligaciones, de autoridades y comuneros que viven en la comunidad ó residan fuera de ella .

c).- La defensa, conservación y cuidado de nuestras tierras y recursos comunales.

d).- El respeto a nuestras costumbres y tradiciones como base de nuestra organización social y económica.

e).- El fortalecimiento de nuestros derechos y obligaciones.

f).- Otros que busquen fortalecer a nuestra comunidad.



ARTICULO 3º.- Las normas del presente Estatuto serán obligatorios y aplicados:

a).- A los comuneros, comuneras y avecindados que se encuentren permanentemente en la comunidad.

b).- A los comuneros, comuneras que se encuentren radicando fuera de la comunidad.

c).- A toda persona que se encuentra dentro de las tierras de Santa Cruz Yagavila.



En los problemas que tengan los comuneros ante las Autoridades Gubernamentales, se aplicarán las costumbres comunitarias y las normas del Presente Estatuto.

ARTICULO 4º.- La comunidad de Santa Cruz Yagavila, tiene personalidad jurídica y patrimonio propio constituido por sus tierras y recursos naturales que posee de hecho desde tiempo inmemorial; así mismo conforme al testimonio memorial de 1709 y, finalmente de derecho conforme al sistema jurídico mexicano, desde la sentencia de fecha 31 de mayo de 1995 ejecutada del 22 de noviembre al 18 de diciembre del mismo año.

ARTICULO 5º.- Las tierras a que se refiere el artículo anterior, se encuentran dentro del territorio zapoteco, con los límites bien determinados en el acta de ejecución, plano definitivo y que en términos generales son los siguientes:

AL NORTE: Con relación a la zona urbana, con terrenos comunales del poblado denominado Santiago Teotlaxco, desde el punto trino “Yeguni ó Yajni” pasando por la mojonera “Yegu-Yajlaga”, “Lu Cruz Yelagu”, “Cerro del Caballito”, “Yatoni”, “Guialteni”, “Cerro Gotera”, “Pico de Embrujo”, “Cerro del Sol”, “Cerro del Rayo”, “Yacuini”, “Ventanilla” hasta el punto trino “arriba de la Poza o Guia Rabeaj”.



AL SUR: Con terrenos comunales del poblado denominado Santo Domingo Cacalotepec, del punto trino “Letaac Igada” pasando por la mojonera “Lachiguina”, “Lachi Sua Cruz” hasta el punto trino denominado “Chimaveco”.



AL ESTE: Con terrenos comunales de Santiago Yagallo, del punto trino denominado “Chimaveco” de aquí baja al río, siguiendo por toda la rivera del río “Juquila” hasta el punto trino “Yeguni ó Yajni”.



AL OESTE: Con terrenos comunales del poblado Ixtlán de Juárez, del punto trino “Arriba de la Poza”, siguiendo en línea quebrada hasta el punto trino “mojonera nombre” ; así mismo con terrenos comunales de San Pedro Yaneri, desde el punto trino “Mojonera sin nombre” hasta el punto trino “Guia Yalahui”; con terrenos comunales del poblado Santa María Zoogochi, del punto trino “Guia Yalahui” pasando por el paraje “Loma Guia Chi-Inu”, mojonera “Cruz de Encino”, “Loma Yazín”, “Loma Yarega”, “Loma Yaga yezo”, “Loma Yuxulo”, “Yego Yuxulo”, “Loma Shubu”, “Tres cerros ó Guia Yatzuna”, “Shubuadza”, pasando por “Loma Xubayaga”, loma “Guia Layulo”, punto trino “Guiajbuzia”, hasta llegar al punto trino denominado “Letaac igada”.



ARTICULO 6º.- Las tierras comunales señaladas en el artículo anterior comprenden un total de 1468-80-35.52 hectáreas, que la comunidad de Santa Cruz Yagavila, las declara Inembargables, Imprescriptibles y no Enajenables.

ARTICULO 7º.- La comunidad de Santa Cruz Yagavila, acuerda continuar disfrutando sus tierras y recursos naturales de manera comunal, respetando plenamente las posesiones y colindancias de acuerdo a la costumbre.

ARTICULO 8º.- La vida en comunidad significa:

a).- Tener y disfrutar las tierras y recursos naturales en común, respetando las posesiones de cada comunero.

b).- El uso de las costumbres comunitarias para resolver los problemas.

c).- La convivencia pacífica entre todos.

d).- Contribuir para fiestas y actividades de beneficio comunitario.

e).- La obligación de prestar los Servicios Comunitarios.

f).- La exclusión de la propiedad privada sobre las tierras.



ARTICULO 9º.- La comunidad de Santa Cruz Yagavila, se reconoce como comunidad indígena zapoteca, por conservar sus instituciones económicas, sociales y políticas propias, tales como:

a).- Tequio, gotzona y la ayuda mutua entre los comuneros.

b).- La forma de elegir a sus autoridades.

c).- El uso de la medicina tradicional.

d).- El uso de la lengua materna zapoteca.

e).- El deseo de los comuneros de permanecer unidos.

f).- Su historia común.





T I T U L O S E G U N D O

DE LAS AUTORIDADES DE LA COMUNIDAD



ARTICULO 10.- Son Autoridades en la comunidad.

I.- La Asamblea General .

II.- El Comisariado de Bienes Comunales.

III.- El Consejo de Vigilancia.

IV.- La Junta de Pobladores.

Así mismo se reconocen como autoridades auxiliares de las anteriores;

V.- La Autoridad Municipal.

VI.- Los Ancianos de la Comunidad.



CAPITULO I

DE LA ASAMBLEA GENERAL



ARTICULO 11.- La Asamblea General es la órgano supremo de la comunidad.

Se compone por todos los comuneros y comuneras mayores de 18 años, que por convocatoria de las Autoridades se unen en el lugar de costumbre para discutir y resolver los asuntos de importancia internos o externos, en beneficio de la comunidad.

ARTICULO 12.- Los que integren la Asamblea General deberán estar en pleno goce de sus derechos comunitarios y ser convocados previamente. Los ancianos tomarán parte de la Asamblea en casos de mucha importancia.

En caso de enfermedad o por comisión comunitaria, se le dispensará la inasistencia siempre y cuando den aviso justificado con anticipación a la Autoridad convocante. Tratándose de Ausencia por asuntos personales deberán mandar a la Asamblea a algún familiar mayor de edad. En caso de no justificar su inasistencia, pagarán una multa.

ARTICULO 13.- Las asambleas serán ordinarias y extraordinarias.

La asamblea ordinaria se realizará cada 6 meses a convocatoria del Comisairiado de Bienes comunales; se convocará con ocho días de anticipación a la celebración de la asamblea. La Asamblea extraordinaria se realizara cuando el Comisariado de Bienes Comunales y el Consejo de Vigilancia lo considere necesario.

ARTICULO 14.- Los acuerdos de la Asamblea General serán válidos siempre que reúnan los siguientes requisitos :

I.- Que asista la mayoría de los comuneros ó, el 90% cuando menos.

II.- Se tomen los acuerdos por consenso como es costumbre en la organización social de la comunidad.

III.- Que los asistentes a la asamblea tengan pleno conocimiento de los asuntos que se traten, traduciéndolos del español al Zapoteco o viceversa.

IV.- Levantar las Actas delante de la Asamblea con traducción oral de su contenido y previa aprobación, la firmen ó le impriman su huella digital, las Autoridades deberán sellar las actas.

V.- Participen los ancianos en caso de que se traten asuntos de mucha importancia.



ARTICULO 15.- La Asamblea General será competente para resolver los siguientes asuntos:

I.- La modificación del presente Estatuto.

II.- La elección y remoción de Autoridades Comunales, Municipales y Junta de pobladores.

III.- Señalar y delimitar las tierras en que se construirán los edificios públicos, así como las de reserva ecológica y de uso común.

IV.- Resolver los conflictos entre comuneros que las Autoridades no puedan solucionar.

V.- Decidir sobre la aceptación o no de nuevos comuneros y vecindados.

VI.- Determinar las sanciones para los comuneros, comuneras y avecindados ó radicados que no cumplan con las obligaciones y cargos comunitarios que les confieran, que el Estatuto Comunal establezca ó les señalen por acuerdos de asamblea.

VII.- Fijar las cooperaciones necesarias para beneficio de la comunidad.

VIII.- Autorizar la formación de grupos de trabajo comunitario, siempre que no se comprometan los intereses de la comunidad.

IX.- Decidir sobre el uso y aprovechamiento de los recursos naturales.

X.- Decidir la apertura y modificación de los caminos.

XI.- La repartición equitativa de utilidades o de cualquier otro recurso, tomando en cuenta sus aportaciones.

XII.- Otros, que la misma Asamblea considere necesaria.





ARTICULO 16.- Para la buena realización de las Asambleas se deberán cumplir las siguientes normas:

I.- Iniciar con puntualidad, dándose 15 minutos de tolerancia después de las tres llamadas de campana o de los tres anuncios.

II.- Desarrollar la asamblea con orden y de acuerdo al orden del día.

III.- Buscar la participación de todos los comuneros y comuneras, implementando para ello los mecanismos que sean necesarios.

IV.- Hacer las participaciones tomando la palabra de uno en uno.

V.- No asistir en estado de ebriedad

VI.- Queda prohibida la venta de licor en tiendas y cantinas los días de asamblea, para ello los tópiles avisarán a los vendedores esta prohibición.

VII.- Queda prohibida de retirarse antes de dar por concluida la asamblea.

VIII.- Que exista una estricta vigilancia en la asamblea.

IX.- Las autoridades señalarán la hora de inicio de las asambleas y avisará de ello a los comuneros.





CAPITULO II

DEL COMISARIADO DE BIENES COMUNALES



ARTICULO 17.- El Comisariado de Bienes Comunales es órgano de representación comunal encargada de ejecutar los acuerdos tomados en la Asamblea.

Se integra por un Presidente, un Secretario y un Tesorero con sus respectivos suplentes.

ARTICULO 18.- Los integrantes del Comisariado de Bienes Comunales trabajarán de manera conjunta con la participación de los suplentes; todos deben de conocer y dialogar los asuntos antes de plantearlos a la Asamblea.

No podrán llevar a cabo acto jurídico, en forma individual o en conjunto que comprometa ó lesione el patrimonio de la comunidad.

En caso de que los suplentes no cumplan con esta obligación no les será reconocido este servicio.

ARTICULO 19.- Son facultades y obligaciones del Comisariado de Bienes Comunales:

I.- Ejecutar los acuerdos de la Asamblea.

II.- Velar y cuidar los recursos naturales como el bosque, agua, entre otros y consultar a la asamblea para su explotación y aprovechamiento.

III.- Representar a la comunidad ante cualquier autoridad, así como realizar gestiones en beneficio de la misma.

IV.- Programar la limpia de brechas y vigilar las mojoneras, procurando que se respeten los linderos con cada comunidad colindante.

V.- Actualizar los censos agrarios, pecuarios y de comuneros.

VI.- Resolver imparcialmente los problemas entre comuneros.

VII.- Convocar a asambleas y tomar la opinión de los ancianos en asuntos importantes.

VIII.- Recibir recursos, administrarlos y rendir informes a la Asamblea General, en cada sesión ordinaria.

IX.- Extender constancia de posesión.

X.- Autorizar el corte de madera para uso doméstico y para rozo, vigilando para que no se ocasione incendios forestales.

XI.- Buscar programas y actividades alternativas en beneficio de los comuneros.

XII.- Apoyar los eventos culturales.

XIII.- Procurar la defensa de los intereses familiares.

XIV.- Vigilar para que no se siembren cultivos ilícitos en las parcelas, o no lleguen en la comunidad personas que introduzcan estos cultivos que atentan a la salud.



ARTICULO 20.- El Comisariado de Bienes Comunales después de la toma de posesión y transcurridos 30 días, dará a conocer su plan de trabajo a la Asamblea quien lo aprobará.



CAPITULO III
DEL CONSEJO DE VIGILANCIA



ARTICULO 21.- El Consejo de Vigilancia es el órgano de representación comunal encargada de vigilar que las actividades del Comisariado de Bienes Comunales se sujeten a los acuerdos de la Asamblea, al Estatuto y a las costumbres.

Se integra por un Presidente, Primer y Segundo Secretario, así como sus respectivos Suplentes.

ARTICULO 22.- El Consejo de Vigilancia, compartirá los trabajos encomendados al Comisariado de Bienes Comunales.

ARTICULO 23.- Son facultades y obligaciones del Consejo de Vigilancia:

I.- Recorrer los linderos de la comunidad y vigilar los bienes comunales, en especial para evitar incendios forestales.

II.- Informar a la asamblea de los daños cometidos a los bienes comunales por personas ajenas a la comunidad.

III.- Recibir las noticias que los comuneros le hagan de problemas o daños en las tierras comunales .

IV.- Informar a la Asamblea de los malos manejos de los recursos económicos y naturales que haga el Comisariado de Bienes Comunales.

V.- Convocar a asambleas si no lo hace el Comisariado de Bienes Comunales, previa consulta a la Autoridad Municipal y a los Ancianos.

VI.- Vigilar que no se contaminen los ríos y arroyos ni se usen explosivos para la pesca.





CAPITULO IV

DISPOSICIONES COMUNES
AL COMISARIADO DE BIENES COMUNALES
Y AL CONSEJO DE VIGILANCIA



ARTICULO 24.- Para ser miembro del Comisariado de Bienes Comunales o del Consejo de Vigilancia, se necesita reunir los siguientes requisitos.

I.- Ser comunero activo registrado en los censos, que estén en pleno goce de sus derechos y sea reconocido como legítimo comunero, comunera por la Asamblea General.

II.- No tener malos antecedentes dentro y fuera de la comunidad.

III.- Ser originario y haber vivido cuando menos un año en la comunidad.

IV.- Ser mayor de 18 y menor de 60 años.

V.- Ser responsable y estar en condiciones de realizar su cargo, a juicio de la Asamblea General.



ARTICULO 25.- Los integrantes del Comisariado de Bienes Comunales y del Consejo de Vigilancia, durarán en su cargo un año y medio.

CAPITULO V
DE LA JUNTA DE POBLADORES



ARTICULO 26.- Para el mejoramiento de las condiciones de vida de la comunidad se establece como órgano comunitario, a la Junta de Pobladores.

Estará compuesta por el comité de padres de familia, de salud, agua, obras materiales, consejo parroquial, festejos, caminos, de abastos, de electricidad, contra incendios, que existen en la comunidad; así como aquellos que se lleguen a formar por necesidades de la misma.

Todos trabajarán de manera conjunta con la Autoridad Municipal y Comunal.

ARTICULO 27.- El cargo de ser miembro de un comité será obligatorio y gratuito con duración de un año.

ARTICULO 28.- Son facultades y obligaciones de los comités:

I.- Encabezar los trabajos que se les haya encomendado.

II.- Rendir informes a la Asamblea de las gestiones y actividades que hayan realizado hasta el término de su servicio.

III.- Los miembros del comité de la escuela, estarán obligados a permanecer durante todo el día que les corresponda vigilar, para que todos los alumnos y maestros asistan a clases. Reportarán a la asamblea cualquier irregularidad.

IV.- El comité de agua vigilará que estén bien los tubos y limpios los tanques o centros de captación de agua.

V.- El comité de salud vigilará la limpieza en las casas y realizará todas las actividades para mantener limpia la comunidad; así mismo vigilará que todos los niños sean vacunados, que los animales no anden sueltos y ensucien o destrocen los bienes de la comunidad, comunicándoles a sus dueños para que los cuiden.

VI.- Podrán solicitar a la Autoridad Municipal o Comunal que convoque a asambleas extraordinarias de ser necesario.

VII.- En general mediante el cumplimiento de sus cargos deben procurar la eficiencia de los servicios de luz, abasto, agua, entre otros, en la comunidad.





T I T U L O T E R C E R O

DEL CONSEJO DE ANCIANOS Y PRINCIPALES
Y DE LAS AUTORIDADES MUNICIPALES
EN CUESTIONES AGRARIAS


CAPITULO I

DEL CONSEJO DE ANCIANOS Y PRINCIPALES



ARTICULO 29.- El Consejo de Ancianos y Principales es un órgano de consulta y propuesta.

Se integra por comuneros y comuneras mayores de 60 años ó que hayan desempeñado la mayoría de los servicios comunitarios conforme al escalafón.

ARTICULO 30.- Son facultades y obligaciones del Consejo de Ancianos y Principales:

I.- Asistir a las reuniones del Consejo de Ancianos y Principales.

II.- Asistir a las asambleas generales a que sean convocados.

III.- Participar en las ceremonias de toma de posesión el primero de enero de cada año.

IV.- En las primeras reuniones, realizar las oraciones tradicionales.

V.- Servir como apoyo a las Autoridades Municipales y Comunales, guiándolas, para que desempeñen bien sus funciones.

VI.- Dar cooperaciones que fijen las autoridades.

VII.- Estar presentes en las ceremonias religiosas y en general procurar que se conservan las tradiciones culturales de la comunidad.



CAPITULO II
DE LA AUTORIDAD MUNICIPAL



ARTICULO 31.- Las Autoridades Municipales, apoyarán a la Autoridad Comunal en todos los asuntos agrarios, para que sean resueltos de la mejor manera.

ARTICULO 32.- Son facultades y obligaciones de la Autoridad Municipal:

I.- Apoyar con los topiles para citar a los comuneros, y para la aplicación de sanciones.

II.- Estar presentes en todas las asambleas.

III.- Apoyar para poner orden en la comunidad.

IV.- Vigilar e informar de los recursos que se obtengan.

V.- El Alcalde Constitucional juntamente con las demás Autoridades Municipales intervendrán para solucionar los problemas locales entre los comuneros.

VI.- Vigilar que no hayan rezagos en el pago de cooperaciones.



ARTICULO 33.- En caso de problemas entre la Autoridad Municipal y Comunal o con la Junta de Pobladores, se dará a conocer a la Asamblea General quien lo resolverá en definitiva.

T I T U L O C U A R T O

DE LOS ELEMENTOS CULTURALES DE LA COMUNIDAD



ARTICULO 34.- Son patrimonio de la comunidad las danzas, la música de banda, bailes y bailables, música de chirimías, teponaxtle (tambores) y flautas.

Es obligación de todos respetar y fomentar estas actividades participando ó apoyando su realización.

ARTICULO 35.- Queda prohibida a las personas, sectas, partidos ó grupos de personas obstaculizar e impedir estas manifestaciones culturales; quienes contravengan éste artículo serán sancionados por la Asamblea.

ARTICULO 36.- Se podrá constituir un Comité encargado de organizar e impulsar estas actividades.

T I T U L O Q U I N T O

DE LAS TIERRAS COMUNALES



ARTICULO 37.- Las tierras comunales de Santa Cruz Yagavila por su uso se dividen en:

I.- Tierras para asentamiento humano.

II.- Tierras parceladas.

III.- Tierras de uso común.

IV.- Tierras para ceremonias sagradas y lugares arqueológicos.



CAPITULO I

DE LAS TIERRAS PARA ASENTAMIENTO HUMANO.



ARTICULO 38.- Las tierras para asentamiento humano son aquellos que se usan para la vivienda de los comuneros y su solar; así como para la construcción de edificios públicos como Escuelas, Templo, Curato, Agencia Municipal, Cancha, Tiendas, Tianguis, entre otros.

ARTICULO 39.- Se deberán respetar los solares que cada comunero o institución viene poseyendo dentro de la zona urbana con los límites que es conocido por todos.

Para solucionar problemas dentro de estas tierras, se tomará en cuenta los pretil de piedras, piedras enterradas, los bordes de tierra ó en su caso las medidas dadas por la comunidad.

ARTICULO 40.- Todo comunero, comunera y avecindado, reconocido por la comunidad tiene derecho a tener un lugar para su vivienda, siempre que se encuentren cumpliendo con sus obligaciones comunitarias. Quienes no estén en condiciones físicas de cumplir con dichas obligaciones a consideración de la Asamblea, conservarán el derecho a su vivienda.

Los hijos de los comuneros establecerán sus viviendas en los solares de sus padres.

ARTICULO 41.- Por no haber mas tierras destinadas al asentamiento humano, para la construcción de edificios públicos se destinarán parcelas de los comuneros; en estos casos, se les pagará una compensación o se les asignará de otra parcela con idénticas condiciones.

Se afectará en primer lugar las parcelas de los comuneros que no cumplen con sus servicios comunitarios, a estos no se les dará compensación alguna.

ARTICULO 42.- Los caminos y calles dentro de la zona urbana tendrá las siguientes medidas:

I.- Los caminos vecinales serán de 1.5 a 2 metros de ancho pudiendo ampliarse.

II.- La calle principal se respetará en la situación que está.



Nadie podrá obstaculizar o invadir los caminos vecinales, veredas o calles ya establecidas con viviendas o plantas, ya sea en la zona urbana o en las tierras parceladas.

En caso de derrumbes de veredas se permitirá la ampliación o el paso por lugares nuevos.

ARTICULO 43.- Las tierras para el asentamiento humano, constituye un área irreductible tanto en lo familiar como en lo comunal.

Para el mantenimiento de estas tierras, se realizarán limpias dos veces al año, procurando todo comunero dejar medio metro sobre la línea de colindancia.

Queda prohibido el amarre de animales en calles, veredas o en lugares que destruyan las colindancias.

CAPITULO II

DE LAS TIERRAS PARCELADAS



ARTICULO 44.- Son tierras parceladas aquellas asignadas a los comuneros, para que las cultiven y obtengan el sustento de su familia.

ARTICULO 45.- El uso y disfrute de las tierras parceladas les corresponde únicamente a los comuneros y comuneras, siempre que cumplan con sus obligaciones comunitarias.

Las parcelas de aquellos que no cumplan con dichas obligaciones, serán recogidos y utilizados para servicio público de la comunidad o pasarán a ser tierras de uso común.

ARTICULO 46.- Las tierras parceladas son de dos tipos:

I.- PARCELAS FIJAS:- Aquellas que posee cada comunero y comunera de manera permanente, que le fue asignado ó que obtuvo por herencia.

II.- PARCELAS ROTATIVAS:- Aquellas que son trabajados por una temporada y una vez abandonados pueden ser utilizados por otros comuneros o comuneras.



Para el establecimiento de las parcelas rotativas, queda prohibido rozar donde haya pinos chapences o maderables.

Es obligación de todos los comuneros respetar las parcelas que cada uno tiene. Se castigará el despojo de parcelas.

ARTICULO 47.- Los comuneros y comuneras podrán ceder el uso temporal de sus parcelas; así mismo podrán asociarse para mejorar la producción.

Las asociaciones serán únicamente entre comuneros locales.

ARTICULO 48.- Para el cultivo, queda prohibido la utilización de productos químicos como: fertilizantes y herbicidas.

ARTICULO 49.- Dentro de estas tierras se comprende las dos hectáreas que se asignaron como parcela escolar. Esta parcela se sujetará a las siguientes normas:

I.- Será trabajado por la comunidad mediante tequios.

II.- El producto será administrado por el Comité de la Escuela, para el beneficio de la misma.

III.- El Comité vigilará y conservará la parcela escolar.



En caso de ser necesario, la Asamblea podrá ampliar esta parcela.


CAPITULO III

DE LAS TIERRAS DE USO COMUN



ARTICULO 50.- Las tierras de uso común constituyen el sustento económico del presente y futuro de la comunidad.

Se integra por aquellas tierras que no están parceladas ni son parte de la zona urbana; así como de las tierras en que haya ojos de agua y manantiales.

ARTICULO 51.- El uso y disfrute de estas tierras no podrá transmitirse a un sólo comunero, se aprovechará de manera comunal como es costumbre en nuestra comunidad.

Estará vigilado por el Comisariado de Bienes Comunales, el Consejo de Vigilancia, en coordinación con las Autoridades Municipales y todos los comuneros.

ARTICULO 52.- Los comuneros y comuneras utilizarán estas tierras para:

I.- Sacar madera para uso doméstico.

II.- Obtener leña y cazar.

III.- Obtener piedra, grava, arena, agua, entre otros.

IV.- Cortar plantas medicinales.

V.- Pastorear animales, donde el pasto crece de manera natural y no haya plantaciones.

VI.- Vender árboles en beneficio de la comunidad y por acuerdo de la Asamblea General.

VII.- Para lavar ropa, en chorros y arroyos.



ARTICULO 53.- Queda prohibida la comercialización de los recursos naturales por un sólo comunero, o grupos de comuneros. En caso de no cumplir con esta prohibición, se sancionará no solo al que venda, sino también a quien compre.

ARTICULO 54.- Para la adecuada utilización de los recursos naturales, así como para evitar problemas entre comuneros, se seguirán las siguientes reglas:



I.- Para cortar maderas de construcción de viviendas, se solicitará autorización del Comisariado de Bienes Comunales.

II.- No podrán apropiarse de la leña, piedra o arena ya amontonada.

III.- Queda prohibido utilizar como leña, los árboles que dan sombra a los cafetales.

IV.- Ninguna persona extraña a la comunidad tiene derecho a disfrutar de los recursos naturales, de las tierras de uso común, ni aprovecharse de los árboles frutales.

V.- Los minerales, serán administrados por la comunidad.

VI.- Queda prohibido contaminar los arroyos, chorros y manantiales con basura o animales muertos.





CAPITULO IV

DE LAS TIERRAS PARA CEREMONIAS SAGRADAS

Y LUGARES ARQUEOLOGICOS



ARTICULO 55.- Son tierras para ceremonias sagradas, las que utiliza la comunidad en Semana Santa denominada: “El Calvario” y otras en que se realiza el pedimento de buena temporada de lluvias; así como el panteón, capilla, ermita, estribo donde se colocan las cruces.

Queda prohibido destruir los espacios sagrados o faltarles el respeto.

ARTICULO 56.- Son lugares arqueológicos, aquellos donde se han encontrado ruinas o tumbas antiguas.

Todas las personas ajenas a la comunidad deben cumplir con las siguientes obligaciones en estas tierras:

I.- Solicitar autorización a la Autoridad para ingresar a estas tierras, identificándose y señalando sus motivos.

II.- Recorrerán estos lugares con la compañía de una Autoridad.

III.- No podrán llevarse ningún objeto que llegaran a encontrar.

IV.- Se harán responsables de los accidentes que llegaran a sufrir.

V.- Informar a la comunidad los resultados de su investigación.

VI.- Otros que fije la Asamblea.





T I T U L O S E X T O

DE LOS COMUNEROS Y AVECINDADOS

CAPITULO I

DE LOS COMUNEROS



ARTICULO 57.- Son comuneros los hombres y mujeres mayores de 18 años que tienen derecho sobre las tierras y recursos naturales; por censo de comuneros, herencia o asignación y, sean reconocidos como tales por la Asamblea General.

El uso y disfrute de las tierras está condicionado por el servicio a la comunidad.

ARTICULO 58.- Para ser comunero se requiere:

I.- Tener 18 años de edad. En casos especiales a juicio de la Asamblea, de menor edad.

II.- Ser originario de la comunidad y hablar la lengua materna.

III.- No tener malos antecedentes.

IV.- Cumplir con todas sus obligaciones comunitarias.

V.- Los que hayan residido fuera de la comunidad, presentarse ante las Autoridades y ante la Asamblea para acreditar que han cumplido sus obligaciones.



ARTICULO 59.- La calidad de comunero se comprobará:

I.- Con el trabajo sobre la tierra y el cumplimiento de las obligaciones comunitarias.

II.- Con las constancias o credenciales que expidan las autoridades locales.



ARTICULO 60.- Son derechos y obligaciones de los comuneros:

I.- Dar tequios, cooperaciones y demás actividades señaladas por la Autoridad o por la Asamblea General.

II.- Asistir personalmente a las asambleas generales.

III.- Desempeñar obligatoria y gratuitamente los cargos comunitarios conforme al siguiente escalafón:

1.- ENVIADOS, desde que inicia a prestar los servicios hasta que desempeña el cargo de Regidor.

2.- Miembro de algún Comité.

3.- Policía.

4.- Topil.

5.- Regidor, Sacristán de culto religioso, Secretario ó Fiscal.

6.- Suplente.

7.- Agente ó Síndico.

8.- Alcalde.

9.- Miembro del Comisariado de Bienes Comunales y del Consejo de Vigilancia.



IV.- No sembrar en las tierras de la comunidad cultivos ilícitos.

V.- Usar y disfrutar de las tierras y recursos comunales.

VI.- Recibir apoyos y programas para el mejoramiento de la producción ó del nivel de vida.

VII.- Nombrar a sus autoridades.

VIII.- Otros que establezca el presente Estatuto ó la Asamblea General.



ARTICULO 61.- La calidad de comunero se pierde por:

I.- La muerte.

II.- Sanción de la Asamblea General al incumplir con sus obligaciones comunitarias.

III.- Abandonar las tierras y trasladarse a vivir a otra comunidad.

IV.- Abandonar su cargo.

V.- Cometer un delito grave.





CAPITULO II

DE LOS AVECINDADOS



ARTICULO 62.- Son avecindados o radicados las personas de otras comunidades que por cualquier razón viven en la comunidad.

ARTICULO 63- Para adquirir la calidad de avecindados se requiere:

I.- Presentar su acta de nacimiento y constancia de no tener malos antecedentes.

II.- comprometerse con la comunidad para desempeñar cargos comunitarios

III.- Vivir conforme a las costumbres de la comunidad y no destruir el orden

IV.- No ser adictos al alcohol o alguna droga.

V.- No tener derechos comunales en otra comunidad





ARTICULO 64.- Son derechos y obligaciones de los avecindados:

I.- Usar las parcelas rotativas y los recursos naturales.

II.- Usar los servicios de luz, agua, educación, salud, entre otros de la comunidad.

III.- Establecer su vivienda en el lugar que le asigne la Asamblea, según las posibilidades de la comunidad.

IV.- Tendrán las mismas obligaciones que este Estatuto establece para los comuneros.



T I T U L O S E P T I M O

DEL PROCEDIMIENTO COMUNITARIO PARA LA SOLUCIÓN DE CONFLICTOS

ARTICULO 65.- Para solucionar cualquier conflicto que surja con otras comunidades, el Comisariado de Bienes Comunales, Consejo de Vigilancia y Autoridad Municipal seguirán las siguientes normas:



I.- Convocar a una asamblea general para discutir el problema y darle una solución.

II.- Inspeccionar el lugar en conflicto.

III.- Buscarán la conciliación con la otra comunidad, procurando que sea esta la forma de solución, se apoyarán del Consejo de Ancianos y Principales.

IV.- En caso de no solucionarse mediante la conciliación, se solicitará la intervención de autoridades externas.



ARTICULO 66.- En caso de conflicto con comuneros o comuneras de otros lugares se tomarán las siguientes medidas:

I.- Conocerá del problema la Autoridad Local.

II.- Se dará intervención a la Asamblea General si se trata de asunto grave.

III.- Se comunicará el problema a las autoridades de la otra comunidad.

IV.- Se buscará preferentemente la conciliación.



ARTICULO 67.- Cuando se trate de conflictos internos, se sujetarán al siguiente procedimiento:

I.- El comunero que estime afectado sus intereses, lo comunicará al Comisariado de Bienes Comunales ó al Consejo de Vigilancia.

II.- El Comisariado de Bienes Comunales con el apoyo de la Autoridad Municipal hará comparecer a la otra parte.

III.- Se realizará una investigación y se solicitarán las pruebas (documentos, testigos) tomándose en cuenta la posesión, piedra enterrada, pretil de piedra o bordes de tierra.

IV.- Se realizará una inspección al lugar del problema.

V.- Procurará la conciliación entre las partes.

VI.- Si no se lograra la conciliación entre las partes, la Autoridad propondrá una solución, con la participación del Consejo de Ancianos y Principales.

VII.- En caso de inconformidad de alguna de las partes o incumplimiento de la solución dada por la Autoridad, se someterá a la Asamblea General, quién resolverá en definitiva.

VIII.- La solución dada por la Asamblea General tendrá carácter de cosa juzgada.



ARTICULO 68.- En la solución de conflictos internos intervendrá exclusivamente la autoridad comunitaria y sólo que no se obtenga ninguna solución, se turnará a las autoridades correspondientes. En los asuntos ante autoridades externas a la comunidad, los comuneros en todo caso solicitarán se de intervención a los órganos de representación comunal a efecto de que informen con relación al problema.

T I T U L O O C T A V O

DE LAS SANCIONES

CAPITULO PRIMERO

DE LAS SANCIONES APLICABLES

A LOS COMUNEROS Y AVECINDADOS



ARTICULO 69.- Los comuneros, comuneras y avecindados, que no asistan a las asambleas, serán sancionados por una multa económica que fije la Asamblea General.

De igual manera se sancionará a quienes se retiren antes de terminar la sesión o no asistan puntualmente al inicio de la asamblea.

ARTICULO 70.- Se aplicará una multa a quién asista en estado de ebriedad a la asamblea pidiéndole se retire a su domicilio. En caso de desobediencia, se sancionará con cárcel.

A los que vendan licor el día de la asamblea sean locales o ambulantes se les impondrá una multa económica.

ARTICULO 71.- Perderá sus derechos de comunero quien siembre cultivos ilícitos en las tierras comunales.

ARTICULO 72.- A quién intencionalmente provoque un incendio se le aplicará una multa en razón del daño causado.

Los incendios accidentales, siempre que den aviso oportuno no se les multará.

De igual manera se sancionará con multa a quien corte madera en las tierras de uso común sin autorización del Comisariado de Bienes Comunales.

ARTICULO 73.- A quien invada un camino vecinal o calle, se le impondrá una multa y se le obligará a desalojar el camino invadido.



ARTICULO 74.- Se aplicará una multa a quien deje suelto a sus animales o prohíba usar los chorros y arroyos para el lavado de ropa.



ARTICULO 75.- A quien se apodere de cosas ajenas, se le obligará a reparar el daño y se le aplicará una multa si son cosas de poco valor.

Si son cosas de gran valor, se le condenará a perder su derecho de comunero.

ARTICULO 76.- En los casos no previstos por el presente Estatuto, la Autoridad Comunal, Autoridad Municipal, coadyuvante de la Autoridad o la Asamblea General aplicará las siguientes sanciones:

a) Limpia de un tramo de camino.

b) Realizar tequios en beneficio comunal.

c) Multa.

d) Arresto.

e) Reparación del daño.

f) Acarreo de arena o grava.

g) Separación de la comunidad.

h) Otros que fije la Asamblea General.



La multa podrá ser cambiada por cualquiera de las sanciones antes señaladas.

CAPITULO II

DE LAS SANCIONES APLICABLES A LAS
AUTORIDADES



ARTICULO 77.- El Comisariado de Bienes Comunales, Consejo de Vigilancia, Autoridades Municipales o Comités que no cumplan con las obligaciones que establece este Estatuto o la Asamblea General serán sancionados con:

a) Cárcel.

b) Reparación del daño ó reponer los recursos desviados.

c) Remoción del cargo.

d) Llamadas de atención.

e) Otros.



Se aplicarán cualquiera de estas sanciones dependiendo de la gravedad de sus actos o si se trata de reincidencia.

CAPITULO III

DE LAS SANCIONES APLICABLES
A PERSONAS AJENAS A LA COMUNIDAD



ARTICULO 78.- Conforme al presente Estatuto a todas las personas ajenas a la comunidad que realicen actos ilícitos en las tierras o recursos comunales se les sancionará con:

a) Embargar sus herramientas.

b) Cárcel, dependiendo del daño.

c) Multa, dependiendo del daño.

d) Reponer o reparar el daño causado.

e) Regresar los recursos extraídos.

f) Reforestar en caso de provocar incendios.

g) Hacerlo comparecer ante las Autoridades.

h) Consignarlo ante las autoridades que correspondan



Se entiende por actos ilícitos, cortar madera, llevarse piedras, cazar, pescar, provocar incendios, introducir a sus animales en las tierras comunales, entre otros.

Dependiendo del daño podrán aplicarse uno o más sanciones.

T R A N S I T O R I O S

PRIMERO.- El presente ESTATUTO entrará en vigor el día de su aprobación.



SEGUNDO.- Se encomienda a la Autoridad Comunal registrar el presente ESTATUTO, ante las Autoridades que correspondan.





<< regresar <<